miércoles, 18 de noviembre de 2015

Te reconozco..

No se porque he decidido volver a escribir en este blog, hace tiempo que quise dejar el cáncer de lado, y empezar de cero.
Quizá ese fue el error, no reconocer que nunca será de cero, que será desde el 1, el 2 o el 3.. pero nunca será desde el mismo punto que antes.
Hace meses volví al trabajo con un nuevo proyecto debajo del brazo, Un proyecto que se llama "Siente", que me fascina y del que me he llenado cosas buenas.
Volví al curro creyendo que todo sería como antes, sin tener en cuenta mis limitaciones físicas y mi cansancio emocional.
Sin haber gestionado el duelo de la muerte de mi ama, y con un" tira para adelante guru" que tu puedes con todo.
Pero el cuerpo es mas listo que nosotr@s,, y le oía gritar pero no podía parar, no ahora no en este momento , en mi mejor momento profesional.
Pero esta vez, no he ahogado a la voz que gritaba para!!, la he mirado a los ojos y me he dicho esta bien. Pararé.
Ha sido una de las decisiones mas duras que he tomado en mi vida aunque así vista pueda no parecer para tanto.
Y he parado.
Y me escucho, y me abrazo y me acepto.
Con los dolores de huesos y con mis lagrimas desorganizadas.
Con el miedo, con la alegría con la ira..
Con el estrés, con la risa..
Con todo, todo eso que forma parte de mi hoy, por todo lo que me ha pasado en la vida.
Y ahí esta también el cáncer.
Esa palabra que no me costaba usar antes, pero que cada vez me daba mas pereza.
Esa parte de mi vida que viví totalmente consciente en su momento pero de la que luego me he querido desprender y borrar como si no existiera, al menos a ratos.
Esa parte de la que hablaba mucho pero sentía poco.
Pero fue una parte de mi y lo seguirá siendo toda mi vida.
Hoy he decidido sacarla del cajón, y mirarla un rato, quizá eso es lo que necesite un poco de atención y mimos..
¿Con lo que te he enseñado y me escondes en un cajón?
Así que aquí estoy, casi 3 años después de mi cáncer, con mis limitaciones físicas, con mis miedos con mis taras, pero consciente. Con mucho dolor en la mochila, pero también con muchas cosas aprendidas y otras muchas por aprender.
Aquí estoy, viva.
Con todo lo que ello implica...
Una buena amiga acaba de empezar todo este proceso, creo que ella forma parte de mi aprendizaje de mi saber re conectar con aquel momento sin intentar girar la cara para no verlo.Ella me ha vuelto a enseñar lo que esta enfermedad enseña.. a VIVIR
He tenido que  perdonarle por haberse  llevado a mi madre y a cambio que me haya dado otras muchas cosas.
Perdonarle que se haya llevado trozos de mi cuerpo y de mi alma, pero agradecerle haberme dado un pegamento mágico para poder pegar los trozos, y aprender que nunca sera igual pero mientras sea, será.
Hoy he decidido reconocerte, como parte de mí, de mi cuerpo de mi corazón y de mi alma.Porque tu formas parte, de mis risas, de mis meditaciones, de mi nueva forma de mirar el mundo, de mi despertar, de mis miedos, de mi felicidad cuando paseo por el campo, porque me has enseñado a ver cosas que antes pasaban desapercibidas a mis ojos..
Porque al fin y al cabo formas parte de todas las cosas y personas que me rodean.
Así que solo me queda una cosa por decirte..

GRACIAS